NUEVO CENTRO


Nuevo Centro es un partido de nueva aparición en el espectro político nacional, sin embargo, su presencia en Cataluña data de 10 años atrás.

En 2007, el propio partido se define como un partido de centroizquierda, y como un partido constitucionalista, postnacionalista y progresista. Sin embargo, Nuevo Centro ha sido criticado por ser una copia renovada del Partido Conservador.

En el ámbito económico, Nuevo Centro es un partido defensor del liberalismo. Una de sus principales propuestas fue la creación de un contrato único con carácter indefinido e indemnizaciones progresivas según antiguedad. Ha sido definido como el “partido del IBEX-35”, siendo criticado por su cercanía a los empresarios y realizar propuestas a favor de estos y no pensando en el bienestar de la ciudadanía.

Nuevo Centro dedicó gran parte de la campaña electoral en criticar el sistema de aforamientos y calificando la corrupción de los partidos políticos tradicionales como endémica. Para ello propuso un plan de regeneración democrática pidiendo responsabilidad subsidiaria de los partidos o la tipificación como delito de la financiación irregular.

Respecto a la estructura del Estado, critica cualquier tipo de nacionalismo, y también el patriotismo. Defiende el actual Estado de las Autonomías como modelo territorial. Rechazo en 2006 el Estatuto de Autonomía catalán, y propugna el regreso al texto de 1979. Por otro lado, respeta los regímenes forales del País Vasco y Navarra.

Nuevo Centro ha recibido muchas críticas por su no posicionamiento respecto a la derecha e izquierda. Siendo calificado por partidos como Hablemos como el nuevo Partido Conservador.